MI BENARÉS SILENCIOSA

Y dónde antes escuchaba ruido,

canciones, oraciones, movimiento…

ahora escucho silencio.

Y allí dónde las gentes se aglutinaban en procesión,

con devoción en el alma y cansancio en los pies,

ahora solo hay soledad.

Y dónde las formas estallaban

en explosiones de colores para los sentidos,

ahora solo hay grises uniformes.

Y aquellas aguas sagradas

que recibían cada día sus ofrendas,

sus cantos,

sus campanas al viento,

ahora se han purificado,

y fluyen libres de residuos

y llenas de vida.

Y aquellas escaleras donde las gentes se reunían al atardecer,

llenando cada peldaño con nuevas historias que contar,

ahora, reposan con sosiego al ardiente sol de mayo.

Esta es, hoy, mi Benarés silenciosa.

Benarés, 2 mayo 2020

Silencio en el ghat principal de Benarés.

Autor: crismitra

Viajera, poeta, amante de la India y de la vida, madre. Persona.